COMO  SE  ELABORA  EL  TABACO

 

 

El tabaco se elabora a partir de las hojas secas de la planta del mismo nombre. El tabaco contiene varias sustancias, destacando la nicotina que es la responsable de generar dependencia.

 

Las sustancias sustitutivas del tabaco como la lobelina o los chicles de nicotina pueden suprimir el síndrome de abstinencia, aunque por ejemplo en este último caso (chicle) puede existir dependencia respecto a él (3-7%) aparte de molestias más o menos desagradables.

Todas las técnicas de ayuda al fumador se deben enmarcar prioritariamente en programas antitabaco, que tienden a conseguir que la abstención sea una norma cultural aceptable, que el empleo sea menor y que la información de los efectos tóxicos se difunda eficazmente sobre todo en los grupos de alto riesgo.

Otro método que parece imponerse es la fabricación de cigarrillos con menor contenido en nicotina y alquitrán, ya que de esa forma al reducir la cantidad de nicotina y los otros componentes inhalados, la dependencia física es menor, lo que permite el abandono del hábito con más facilidad.

En España diariamente fuman el 48% de la población entre 15 y 65 años, con una mayor incidencia entre los 18-34 años.

La proporción inicial de mayor cantidad de fumadores varones se está invirtiendo a favor de las mujeres, ya que las mujeres jóvenes que fuman, superan a los varones fumadores de la misma edad.

 Aparte de las influencias nocivas sobre su propio organismo, existen evidencias de efectos a largo plazo sobre los niños nacidos de mujeres que fuman durante la gestación. Se pueden detectar alteraciones en el desarrollo somático psíquico e intelectual y alteraciones del comportamiento y la conducta.

 

 


                                         REGRESAR