¿Qué es la guija?

Las Tablas de Guija,  son como unas antiguas líneas telefónicas que existe entre el Mundo de las Formas y el Reino Invisible, a menudo es posible establecer contactos positivos, si las citadas líneas están en manos de personas sensatas y juiciosas.

        Unos de los métodos más populares a la vez que serios para establecer contactos entre los Seres Humanos y los Espíritus, consiste en valerse de una persona que hace las veces de médium o contacto primario.

        Los espíritus guías, hablan a través las personas que son receptoras, los médium o receptores, pueden o no entrar necesariamente en un estado de trance.

        Los espíritus guías, pueden llegar a formar parte de una familia o conjunto de amigos y en mi opinión, ello constituye una experiencia positiva que da amplitud a nuestra mente, dado que todo contacto con espíritus es susceptible de caer en la trampa de la ilusión.

        Es importante ser consciente de las limitaciones, muchas personas automáticamente asumen que los espíritus son omniscientes por el hecho de ser invisibles y no tienen en cuenta la gran ventaja que tienen los espíritus al pertenecer al mundo invisible.

        Evidentemente los espíritus no se encuentran encerrados en la realidad visible en unos términos exclusivamente formales, por lo que pueden ayudarnos a tener una visión de nuestra propia existencia.

        Como esencia, los espíritus pueden ayudarnos a ser menos rígidos, a estar menos limitados, menos encerrados, en el mundo de las formas y mas conscientes de la flexibilidad de nuestras vidas.

        Así mismo, a menudo se tiene un claro recuerdo de los conocimientos acumulados a lo largo de muchas vidas, pero ello no quiere decir que todos los espíritus sean rotundamente mas sabios que nosotros, que tengan que ser necesariamente autoridades en aquel tema, sobre el que decidan hablar, ni que normalmente puedan predecir el futuro se trata de conceptos erróneos comúnmente extendidos.

        Desgraciadamente, el mundo de los espíritus están tan llenos de revoltosos y de supuestas autoridades como lo está este mundo de las formas, mediante las "tablas de la guija" es posible establecer contactos con espíritus chiflados, del mismo modo que le pueden llamar por teléfono seres humanos que lo estén, tales espíritus enviaran unos mensajes ridículos, harán amenazas o tal vez afirmen que son Napoleón, u ocurrir otra cosa peor como se dice al final de este escrito.

        Los espíritus guías, que operan a través de los médium suelen ser mas fiables, si la relación de trabajo ha quedado probada durante un periodo de tiempo razonable (preferiblemente de varios años), pero el médium que haga las veces de anfitrión de cualquier espíritu que casualmente se deje caer talvez, descubra que ha entrado un huésped de lo mas desagradable.

        Es muy importante también seleccionar a los espíritus con los que se establece contactos, nunca se insistirá bastante en ello, cuando uno vive en una ciudad populosa no es prudente dejar la puerta principal abierta ni de día ni de noche, para que entre el que quiera, eso mismo sucede con las puertas que nosotros abrimos al mundo invisible, con frecuencia los huéspedes mas encantadores son los mas educados, los que menos abusan, en tanto que las personas ruidosas, aquellas que la sociedad no acepta y los seres desequilibrados suelen ser los mas impacientes por hablar y entrometerse.

        Esta es la principal razón por la que la mayoría de las sesiones de espiritismo son una farsa en la que personas famosas ya fallecidas sueltan un montón de tonterías.

        Los médium generalmente no suelen ser impostores (estamos hablando de personas que tienen estas facultades y están en la LUZ de DIOS), pero los espíritus, sí lo son, son capaces de hacerse pasar por cualquiera, si los seres humanos están dispuestos a ser embaucados.

        Lo mas triste de todo esto, es que a veces se pasan por seres amados ya fallecidos, en cambio resulta sumamente gracioso cuando se hacen pasar por autoridades, son unos espíritus que no saben lo que dicen, del mismo modo que un espíritu irresponsable puede pretender ser omnisciente, igualmente puede aprovecharse de la ignorancia, la superstición y el temor de los hombre, e incluso disfrutar asustando a la gente, recuerde que el echo de ser invisible, no implica la posesión de unos poderes especiales y que la compañía de los espíritus no tiene por que ser mas peligrosa que la de los seres humanos, ni mas ni menos no hay ninguna razón fundamentada para tenerles miedo.

        Además usted puede dejar de estar en contacto cuando lo desee, no tiene la obligación de mantener el contacto si no lo desea, simplemente ha de manifestar con claridad y firmeza que desea poner fin a la comunicación al igual que cerraría la puerta de su casa a cualquier visitante que no fuera de su agrado, o colgaría el teléfono si la llamada no es grata.

        Aclaración importante, La GUIJA no es un juego, puede ser muy peligrosa cuando las personas ignorantes, los médium negativos o los magos negros, hacen invocaciones a entidades diabólicas o se cuela un ser satánico, las personas asociadas a este grupo de guija pueden ser poseídas y terminar locas.