OVEJA  DOLLY

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


ßREGRESAR 

    

 

 

      En febrero de 1997 se dio a conocer la existencia de la oveja Dolly, el primer mamífero  clónico desarrollado en un laboratorio, que en ese momento constaba ya con siete meses de edad. Era  la primera vez que se conseguía con éxito la copia genéticamente idéntica de un mamífero adulto. La clonación  fue obra del biólogo escocés Ian  Wilmut y un equipo de científicos del instituto Roslin de Edimburgo(Escocia), finalmente por una compañía farmacéutica productora de medicamentos a partir de la leche de oveja

 

     El experimento que dio la vida de Dolly significó un importante avance científico para la humanidad, por su contribución a la lucha para combatir ciertas enfermedades, especialmente el cáncer y por mejorar la  elaboración de algunos fármacos  y facilitar la selección de linajes en la ganadería. Con la clonación se abrieron también otras posibilidades de investigación, como la copia de animales transgenicos, es decir genéticamente modificados, para crear razas enteras con características predefinidas, de modo que, por ejemplo, fueran resistentes a los virus.

   

     El enorme adelanto para la ciencia que supuso la clonación de la oveja Dolly reabrió en el mundo científico el debate sobre la posibilidad de clonar seres humanos y planteo graves interrogantes éticos, poniendo de manifiesto la necesidad de llenar el vacío legal existente en relación con los avances de la ingeniería genética

 

 

 

DOLLY  SERÁ  MAMÁ

     La clonación está a punto de tener herencia. Dolly, el primer mamífero superior clonado a partir de una única célula de la madre, estaría preñada, según informaron los genetistas del Instituto Roslin de Edimburgo. De ser así, tendría ovejitas para el mes de Septiembre.
Dolly, que ya tiene un año y medio, habría sido fecundada en forma natural por otro cordero de la misma raza, un Finn Dorset de seis años. "Es perfectamente posible que Dolly haya sido fecundada porque su aparato reproductor está en muy buen estado de funcionamiento", explicó Harry Griffin, subdirector del Instituto.

"Constituye casi un milagro por lo cerca que está de la perfección ovina. No obstante, desconocemos qué va a suceder y no vamos a practicar pruebas de maternidad. Esperamos que la naturaleza siga su curso", agregó.

Si Dolly está preñada, será presentada al público con su cría en compañía de Megan, Morag y Polly, las otras ovejas creadas mediante la técnica de clonación.
Aunque todavía no se sabe con certeza su estado, ya se sabía que Dolly iba a tener una noche de amor. El personal del instituto había anunciado en septiembre que Dolly sería apareada a principios de este año para determinar su fertilidad y si podía producir una cría saludable.

Este embarazo no es uno más dentro del mundo ovino. El profesor Graeme Bulfield, director del instituto, dijo que "se determinará si la cría de Dolly se ve afectada por su concepción inusual". Aclaró que las crías "no serán clones" y que tendrán diferencias genéticas con respecto a su mamá.  

Si la cría es saludable significará que el proceso de clonación produjo una oveja saludable y fértil. Esto sería información valiosa para PPL Therapeutics, la compañía escocesa de biotecnología formada para comercializar la obra del centro.

El 23 de febrero de 1997, el mundo conoció a Dolly, la primera oveja creada por la técnica de clonación a partir de una sola célula de la madre. Por primera vez, con una sola célula de la ubre de la oveja y un óvulo que permitió leer la información genética de ese núcleo, se obtuvo a Dolly, que tiene características genéticas idénticas a las de su mamá.    

"Los animales clonados servirán para fabricar productos importantes para la salud. Además nos ayudarán a conocer mejor las enfermedades genéticas para las cuales, hoy en día, todavía no existe cura alguna", afirmó en febrero de 1997 Wilmut, líder del equipo que clonó a la oveja Dolly.     
Con esta frase, el científico pretendió detener la catarata de críticas que el tema de la clonación generó a nivel mundial. Tanto que el mismo presidente estadounidense Bill Clinton, creó a mediados del '97 una comisión de ética -formado por un grupo de notables- para que se determinara cuán riesgoso era avanzar en estas investigaciones. 

La conclusión fue que antes que prohibir de manera rotunda era mejor seguir investigando, como lo está haciendo el equipo del Instituto Roslin con la oveja Dolly, el personaje de este fin de siglo.     

        NACIMIENTO DE DOLLY

 

 

EL NACIMIENTO DE DOLLY

VER TAMAÑO COMPLETOà

ßREGRESAR