¿Que es el graffiti?

 

 

 

Para que un graffitero pueda progresar en el mundo del graffiti, debe darse a conocer. Esto lo logra solamente a través, primero de los tags. De ahí irá progresando hacia las bombas, los deltas y finalmente a las piezas, consideradas por algunos como elementos con valor artístico.

El tag es la firma, usualmente simbólica, del nombre o seudónimo elegido por el graffitero. Son esas rayas aparentemente sin sentido, pero que en realidad representan letras. Sin importar qué tan talentoso o hábil para dibujar pueda ser un aspirante a graffitero, no puede intentar hacer piezas sin haber pasado primero por un largo periodo como tagger. Si lo hace, su pieza será denominada toy, es decir, el trabajo de un neófito.

No me voy a detener más en la taxonomía del graffiti, pero quiero enfatizar que si se alienta una forma de graffiti, se alientan todas. Por tanto, la única forma de luchar contra él es declarar una tolerancia cero al fenómeno. Las políticas de bardas libres, en las cuales se dejan ciertas zonas para que los graffiteros realicen sus obras, sólo sirven para extender el graffiti a otras áreas.

No todos los jóvenes que usan patineta realizan graffiti, como algunas personas suponen. El graffiti y el uso de patinetas puede coincidir, pero los adolescentes que practican con seriedad el deporte de la patineta, llamados skaters, no realizan graffiti y de hecho deploran que se les confunda con graffiteros.

Ver ejemplos

<ATRAS